• Rafa Lago

Yo compro en Benidorm, ¿y tú?

No ha habido una asociación tan poderosa jamás en Benidorm como la que ha propiciado el maldito bicho

Leopoldo Bernabeu


“Este coronavirus está siendo como una carrera universitaria. Nos está lanzando un claro mensaje, unidos somos más fuertes”


“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura”. Es obvio que esta frase no es mía, sino de Albert Einstein, pero viene como anillo al dedo como punto de partida a esta reflexión que nace también de la tremenda ilusión de ver como los empresarios de Benidorm, todos unidos ante la terrible adversidad e incertidumbre que estamos viviendo, se han unido con ese entusiasmo que sólo generan la necesidad y el amor, en una fantástica iniciativa.


Yo Compro en Benidorm, ¿y tú?, es un nuevo perfil en la red social Facebook que nació hace apenas cuatro días y que crece a la misma velocidad que el ser humano se demuestra a sí mismo cuan valioso es sentirse arropado por los más cercanos, por aquellos a los que apenas hacíamos caso por culpa de un maldito estrés que no nos ha dejado ver la realidad de muchas bondades a nuestro más cercano alrededor, y que ahora, de la noche a la mañana, despojados de él por obligación, se nos muestra como una realidad muy diferente. Un sentimiento similar al que sientes cuando, de repente y en un viaje muy lejano, te encuentras a alguien de tu ciudad. A alguien al que casi nunca habías saludado y apenas conoces, pero que al saber que es de tu tierra, te produce un sentimiento irrefrenable por saludarle y te alegra por dentro de una manera que no tiene explicación racional.


“iniciativas como esta nos hacen ver que somos una sociedad de personas valientes, trabajadoras y muy creativas”

No hay mal que por bien no venga ni mal que cien años dure. El refranero español es amplio y nos permite elegir en cada momento el que más nos convenga, pero no por ello dejan de ser certeras y demostradas sus afirmaciones. Iniciativas como la que aquí reflejo demuestran que en toda crisis nace el ingenio y las buenas ideas. Sólo nos resta ser capaces de tener memoria para recordar a aquellos que estuvieron con nosotros en momentos de dificultad, aprender la lección igual que se aprende a montar en bici y no se olvida, y salir reforzados cada uno en su área, para que una vez superado este momento que a todos nos ha pillado a contrapié,esto nos haya servido para demostrarnos que ahora somos mejores. De graves crisis está salpicada la historia de la humanidad, no hay siglo que se haya librado de ellas y siempre ha seguido adelante de manera reforzada. Por lo que de nada nos sirve lamentarnos y asustarnos, más al contrario, iniciativas como esta nos hacen ver que somos una sociedad de personas valientes, trabajadoras y muy creativas.


Todo esto me ha hecho recordar cuando empecé en esto del periodismo allá por el año 1.989 ayudando a mi padre con la Revista Super 10. Decidimos entonces dedicar las páginas centrales a un mapa central de Benidorm que iba rodeado en toda su extensión por numerosos anuncios, todos negocios de la zona. Mi empeño en casa y con mis amigos siempre fue que al comprar, comer o tomar algo, debía ser en cualquiera de los que en esas páginas se anunciaban. “Yo compro en Benidorm” me lo ha recordado 31 años después. Me ha encantado ver la ilusión, el entusiasmo y la iniciativa de todos y cada uno de los más de 4.000 componentes de esta página al presentar su negocio, su modo de vida. Es realmente fantástico. Me ha generado una ilusión interior y un orgullo que sólo aquellos que vivimos y sufrimos por nuestro Benidorm, lo sabemos.


El maldito coronavirus está siendo para muchos como una carrera universitaria. Nos está lanzando un claro mensaje en nuestra propia cara: unidos somos más fuertes. Un simple recorrido por esta página de Facebook nos demuestra a todos lo magnánima que es nuestra ciudad, de noble temperamento y grandeza de espíritu, que con todos se comporta con generosidad. Cientos y cientos de negocios, de todo tipo y condición, unidos todos a una enseñándonos a los demás lo que cada uno sabemos hacer. Diciéndonos, cada uno a su manera, que estamos ahí y que será un placer recibirnos los unos a otros con los brazos y las puertas abiertas. De un plumazo hemos superado ese estigma que durante tantos años nos ha tenido alejados, separados nos hacemos daño casi sin darnos cuenta y quien pierde es Benidorm. No ha habido una asociación tan poderosa jamás en Benidorm como la que ha propiciado el maldito bicho. Quedémonos con esta sabia lección. ¿Qué hemos conseguido con los negocios cerrados durante todas estas semanas?, nada.


Yo compro en Benidorm” tendría que ser la puerta de entrada a algo mucho más ambicioso todavía. Todos sabemos que nuestro emporio turístico es un privilegiado lugar que atrae todos los años a más de 6 millones de turistas. Vienen aquí por nuestro clima y nuestras múltiples bondades. Hemos visto como en los últimos 20 años la planta hotelera se ha renovado, no así el comercio en general. Incluso hemos vivido tiempos en los que el conformismo de algunos y el error de otros que decían defender al sector, sólo conseguía poner invisibles puertas al campo y entorpecer el crecimiento de nuestra ciudad. Hemos dejado escapar numerosas posibilidades para crecer como gran centro comercial, pudiéndonos convertir en el Londres español, esa urbe inglesa a la que millones de personas van cada año sólo por sus grandes escaparates. Esta lección ha de servirnos para replantearnos esta disyuntiva. Sólo ver el entusiasmo con el que cientos de negocios os habéis sumado a este nuevo perfil de Facebook y habéis mostrado lo mejor de vosotros mismos, denota que esta puede ser la siguiente realidad de esta gran idea. Sólo hay que creérselo.


Benidorm puede y debe ser un poderoso centro comercial en sí mismo, complementario al turismo, claro que sí, pero con autonomía propia. ¿Qué os parecería la idea de que Benidorm consiguiera que hubiese miles de turistas que viniesen por el sólo propósito de comer y comprar?, ¿por qué no?, ya lo hacen en muchas otras ciudades españolas.1.836 comercios, 1.146 bares y restaurantes y 86 salas de ocio unidos, es un motor imparable.


Termino dando las gracias a aquellos que han tenido la brillante idea de crear esta página de Facebook y animar a todos los componentes a que, además de dar al“Me Gusta” y publicitar el negocio propio, nos fijemos bien en el mensaje de todos los demás, aprovechando esta fabulosa sinergia que nos proporciona esta herramienta para empezar a conocernos y hablar ya de negocio en un futuro muy próximo. Hay que aprovechar este magnífico sentimiento de cercanía que en el dolor y la duda nos ha unido este bicho, cercano ya al momento de su desaparición, y al que ojalá tengamos que agradecer el habernos unido a todos y habernos hecho más fuertes.


poke.jpg

Suscríbete para Obtener Actualizaciones