• Rafa Lago

Nota de Prensa de los monitores echados del Palau, “Gladiators”


Antes de nada, recalcar que nuestra intención es solo informar de lo ocurrido desde el primer día hasta el cese de la actividad en el Palau L’illa Benidorm.

En vista de comentarios y rumores que ilógicamente se crean en la calle, a día de hoy, nos vemos en la obligación de contar la única y verdadera historia, ya que por parte del ayuntamiento, no parece que tengan intención de citar.

Ante el caos y la deuda económica de la antigua empresa y cese de actividad, Concejalia recibió un registro formal a mediados de Noviembre entregado de nuestro puño y letra solicitando la posibilidad de utilizar la sala de musculación. Concejalia no recibió ninguna solicitud más, por lo cual se pusieron en contacto con nosotros. Tras varias reuniones en persona con distintos cargos del Ayto, se nos ofrece la opción de arrendar por horas la sala de musculación, y como contraprestación y ayuda hacia la nefasta imagen del Palau, decidimos; siempre con permiso de los responsables de estas instalaciones, apostar por un combinado de servicios donde aparecen las clases colectivas, piscina y gimnasio.

Una magnífica oportunidad, dado a que nuestra titulación y el club que nosotros representamos es de Triatlon entre otras modalidades, y con una experiencia basada en 8 años gestionando otro gimnasio.

Tras cumplir con la petición personal de Concejalia y dirección del Palau, cubrimos fechas festivas que el ayuntamiento no podía asumir, porque sus monitores funcionarios cumplen únicamente con el horario escolar, abriendo la sala de musculación de 8 a 14 h y de 16 a 21 h, de lo contrario el gimnasio hubiera estado cerrado durante 20 dias aprox y los clientes del ayuntamiento sin servicio ni posibilidad de utilizar las instalaciones municipales, (citamos como clientes del ayuntamiento, a los que pagan cuota municipal, nunca y de ninguna manera recibimos dinero ni cuota de estos).

Tras la obligación de hacernos autónomos, empezamos a cubrir las clases colectivas que no existían, que el ciudadano demandaba, y que el ayuntamiento no podía ofertar. Por ello cubrimos estas horas dando este servicio con monitoras tituladas y autónomas como bien nos pidieron desde concejalía. A sabiendas de todos, dado que nunca tuvimos nada que esconder y todo de palabra legal, habiendo emails, conversaciones, mensajes, cartelería en todo el Palau, con consentimiento de la dirección del mismo, redes sociales a las que todo el mundo puede acceder y visualizar con toda la oferta y los servicios que estábamos prestando y dentro de la sala de musculación y su sala anexa correspondiente a la misma.

Cumplimos con nuestra primera carta de pago de diciembre, todo ellos habiendo firmado el pertinente contrato elaborado por el área municipal de contratación donde se decía que teníamos autorización para la utilización de la sala.

En vista del reconocimiento de todos los cargos que rodean el Palau l’illa de Benidorm y el ayuntamiento, continuamos con nuestra actividad ofertando al cliente clases colectivas e informando de cada movimiento a los pertinentes responsables y concejalia.

Tanto la gente del club, como los clientes municipales, todos recibieron la mejora en el servicio, el trato, y el trabajo.

Terminando nuestro primer mes, cumplimos con la carta de pago correspondiente y con los sueldos de las monitoras que impartían las actividades colectivas. Mientras tanto, cubríamos a petición del ayuntamiento y de los usuarios municipales la ampliación del horario desde las 8:00 am, sin ánimo de lucro, accedimos a cumplir esta petición una vez más, en forma de agradecimiento, para cumplir con la contraprestación y no negar un servicio al ciudadano que no nos pertenecía.

A finales de febrero, después de aguantar miles de comentarios en nuestra contra, nos vemos con el cumplimiento de la segunda carta de pago editada por el ayuntamiento, pero sin un contrato que nos respalde. Tras dos semanas previas recordando a todos los encargados del ayuntamiento de nuestra situación, pagamos nuestra segunda carta y empezamos a recibir prohibiciones para continuar con nuestro trabajo. Esto empezó ya a mosquearnos y a hacernos pensar que algo no iba bien, partidos políticos metiendo baza en contra, funcionarios del Palau entorpeciendo la entrada a los usuarios del club, prohibiciones de utilizar piscina etc…

Con todo esto sin saber a quién reclamar o acudir, todos nos comentaban que las cosas en el ayuntamiento van lentas, que habla con uno, que si habla con otro, por nuestra parte bajamos en numerosas ocasiones al ayuntamiento a pedir explicaciones y soluciones, mientras seguíamos trabajando sin la seguridad de un contrato en vigor, ya que lo que nos habían dicho es que se estaba preparando un contrato para que estuviéramos 6 meses más, ya que la gente estaba contenta con nuestro trabajo, pero eso nunca llegó.

Hasta que explotó la bomba y parecía ser 3 meses después, que ese famoso contrato ya no era legal…y meses atrás si? No entendíamos nada, simplemente habíamos estado haciendo todo lo que se nos había pedido, confiando plenamente en cada cargo, con ilusión de dar un buen servicio y representar a nuestro pueblo.

La pasada semana después de tanta incertidumbre nos llaman de dirección del Palau, después de una reunión con los responsables de contratación y deportes y nos comunican a las 12 del mediodía que hay que cesar inmediatamente la actividad porque hay mucha crispación, y se podría estar metiendo más de uno en jaleos… así que sin tiempo de nada más, fuimos corriendo a recoger nuestras cosas, e ir personalmente llamando uno a uno a los aproximadamente 250 socios a nuestro cargo para contarles todo y devolverles a cada uno su parte proporcional del dinero correspondiente a su cuota abonada, para dar constancia de nuestra buena fe y honradez, que a dia de hoy seguimos devolviendo.

Nos sorprendió y molestó bastante la poca elegancia para en menos de dos horas invitarnos a irnos y dejar atrás todo el esfuerzo, trabajo, horas, ilusión, buenas intenciones, en definitiva dos ciudadanos del poble nos vemos ahora en la calle sin cobrar ni un duro, sin tiempo de reacción, intentando buscar un nuevo lugar donde alojar a toda esa gente que también se han quedado sin servicio y dicen que van donde nosotros vayamos.

Seguimos esperando la llamada de algún responsable o al menos el agradecimiento por cordialidad a los servicios prestados, o alguien que de la cara aunque no sea de cara al público y solo en privado, porque lo único que hemos escuchado es que los chicos no tenían autorización para desarrollar esas actividades y poco más, o sea para mi entender eso es esconder la cabeza y salvar los muebles de manera cobarde y dejar y de nuevo volver a hacer política como al final hacen todos, diciendo que intentaran solucionar todo lo antes posible. En conclusión, estamos en la calle los trabajadores, monitores y los usuarios.

Gracias

Un cordial saludo

NOTA DEL DIRECTOR DE BENINOTICIAS

¿Y estos son los políticos que nos representan?. Y que que no lo digo por la Concejala de Deportes Ana Pellicer, que lo único que hizo fue intentar dar un servicio que no había en el Palau. Lo digo por el representante de Compromis, Pepe Bigorra, que no contento con sacarse chorradas en los plenos que no sirven para nada, intenta joder a dos chavales emprendedores a los que se ha encargado de quitarles la ilusión, aunque sinceramente, Bigorra es un pintamonas al que no hace caso nadie, pero en el momento que se metieron en este tema los de ciudadanos; que tienen que aprobar el presupuesto para el PP, a esos si que les han hecho caso.

No han tenido delicadeza para decirles a estos chicos que en menos de dos horas tenían que desalojar el Palau como si fueran delincuentes. Encima lo hizo el ínclito Director Adjunto, justo a las doce de la mañana, recién llegado del almuerzo donde se tira todos los días dos horas y media.

Señores Bigorra y señores de Ciudadanos, que pena que utilicen ustedes a chicos profesionales que intentan buscarse la vida con su trabajo, para sus medrajes políticos. En vez de haber buscado una solución legal para intentar que estos dos chavales no se quedaran sin trabajo, hacen que les echen a la calle. Espero, que seamos los ciudadanos los que dentro de dos años, les echemos a ustedes.


poke.jpg

Suscríbete para Obtener Actualizaciones