• Jose Manuel Morín - www.historiasfutbol.es

Guillermo Amor hace historia al ganar la A-League australiana con el Adelaide United


El Adelaide United que entrena el benidormense Guillermo Amor hizo historia en la A-League al conquistar su primer título de campeón tras doblegar al Western Sydney Wanderers en la Grand Final de la competición. Bruce Kamau y el español Isaías adelantaron a los Rojos en el primer tiempo, aunque el tanto de Scott Neville en el inicio de la segunda mitad puso emoción al duelo hasta que Pablo Sánchez, en el tramo final, decidió el choque.

Desde que se proclamara campeón de la Liga regular de la A-League australiana, el Adelaide United había trabajado para buscar el más difícil todavía: conquistar el título de campeones absolutos. Un trofeo que se le había escapado al cuadro Red en dos ocasiones anteriores (2007 y 2009) cuando perdió en la Grand Final ante Melbourne Victory. En esta ocasión, el conjunto entrenado por Guillermo Amor alcanzó la final tras superar al Melbourne City en las semifinales (4-1). En la final aguardaba el Western Sydney Wanderers, segundo clasificado de la Liga regular que llegaba a la cita tras haber noqueado al Brisbane Roar en semifinales en un partido que solventó gracias a un gol en la prórroga (5-4).

La Gran Final de la A-League respondió a las expectativas creadas. El Adelaide United intentaba llevar la manija del duelo aunque la presión del cuadro de Sydney le impedía triangular con comodidad y las ocasiones brillaban por su ausencia. Durante la primera parte pocas veces pudo triangular con claridad el cuadro de Guillermo Amor, aunque cuando lo hizo generó peligro ante la portería de Andrew Redmayne, de hecho, durante este tiempo el futbolista más destacado de los blancos fue el central español Alberto Aguilar. Así, en una de las mejores jugadas colectivas del partido, Marcelo Carrusca centró al área para que Bruce Kamau fusilara al meta rival. Poco después, a los 34 minutos, llegó el tanto que parecía sentenciar el choque. Fue obra del español Isaías al ejecutar de forma magistral un lanzamiento de falta desde la frontal.

El segundo acto arrancó con el equipo de Guillermo Amor encerrando al Western Sydney Wanderers en su área y disponiendo de ocasiones para aumentar su renta. Aunque no lo hizo y lo que llegó fue el tanto de Scott Neville, quién finalizó de forma brillante un ataque de su equipo. Con el 2-1 el partido pareció romperse ya que ambos contendientes dispusieron ocasiones para aumentar su cuenta goleadora, sin embargo, la falta de acierto de cara al marco rival lo impidió hasta que, a los ochenta y nueve minutos, el delantero español Pablo Sánchez recogió un esférico dentro del área y con un disparo cruzado perforó la meta de Redmayne y sentenciaba el duelo.

Con el pitido final los hinchas que llenaron el Adelaide Oval pudieron celebrar su primer título de campeones de la A-League, una gesta impensable hace unos meses cuando tras un pésimo inicio de campeonato los Rojos ocupaban el último puesto de la clasificación. Con este histórico título se cierra la exitosa campaña del cuadro de Guillermo Amor, elegido mejor técnico de la temporada, la primera del benidormense como entrenador del Adelaide United.


poke.jpg

Suscríbete para Obtener Actualizaciones