• Rafael Lago Gomez

El BM Benidorm estuvo de nuevo muy cerca de dar la sorpresa en el Palau


El BM Benidorm estuvo esta tarde de nuevo muy cerca de dar la sorpresa en el Palau ante el Frainkin Granollers, pero la superior pegada de los catalanes y sobre todo las intervenciones de Pol Sastre y Pejanovic, frustaron las ilusiones de los aficionados locales. La primera mitad se caracterizaba por un exiguo marcador, donde las defensas, especialmente la visitante, lo que hizo que el marcador al descanso señalase un raquítico 8-12.

El Granollers contrariamente a lo que pudiera parecer salió a por todas, con contragolpes fulminantes y conseguía de salida ponerse por delante 0-3.

Los locales no marcarían hasta el minuto 8 poe mediación de Cuartero (1-3) y lograban la igualada dos minutos más tarde con otro gol de Cuartero. Los catalanes volvían a ponerse por delante con otro parcial de 0-3 aprovechando la falta de acierto de los locales en el remate, los aciertos del meta Pol Sastre y algunos errores infantiles de los hombres de Latorre. Así las cosas la segunda parte se presentaba incierta, máxime cuando el Granoller en otro arranque fulgurante se ponía con cuatro goles arriba 10-14 y los locales, a base de coraje se iban acercando en el marcador (13-14) en el minuto 38:11, que obligaba a pedir tiempo muerto al técnico visitante. Con uno o dos goles de diferencia se mantuvo el marcador, hasta que en el minuto 47, el técnico catalán se vio obligado a cambiar de portero y la entrada del serbio Pejanovic resultaría decisiva, máxime cuando a falta de tres minutos, con el 23-24 le paraba un mano a mano a Grau, evitando el gol del empate.

En los instantes finales el Granollers sentenció ante el BM Benidorm que mereció mejor suerte.

#Benidorm #Deportes

poke.jpg

Suscríbete para Obtener Actualizaciones